Rubín culmina una inversión de tres millones para crear una nueva empresa de congelados en Tabaza

Rubín culmina una inversión de tres millones para crear una nueva empresa de congelados en Tabaza

La empresa, que hasta ahora se encargaba de la distribución de productos de alimentación se muda del PEPA a la antigua nave de Namare en Tabaza

 

20.000 toneladas de xarda pasarán cada año por las instalaciones de la nueva fábrica de congelados de Rubín en Tabaza. La compañía está en proceso de abandonar las instalaciones que ocupaba en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) y finalizando las obras de ampliación de la antigua nave de Congelados Namare en Tabaza, que adquirió hace algo más de un año después de que esta quebrase durante la crisis. Desde allí distribuirá tanto los productos de alimentación orientales de los que ya es representante, y procesará tanto xarda como lubina.

En Tabaza ocupa alrededor de mil metros  cuadrados de superficie, buena parte de ellos de cámaras frigoríficas. Una de ellas ya está llena de bloques de xarda, apilados en palés que suben hasta los once metros de altura, mientras que en la otra se seca estos días la solera de hormigón que se extendió la semana pasada. La previsión es que empiece a funcionar a lo largo del próximo mes de marzo.

El pescado que se almacene en ambas cámaras tiene idéntico destino: la granja de atún rojo de Balfegó, en Tarragona, que captura ejemplares en el mar y los engorda en sus instalaciones acuícolas durante un tiempo aproximado de un año hasta que están listos para su comercialización. Estos atunes se alimentan principalmente de xarda, y buena parte de ella pasará por las instalaciones de Rubín en Tabaza. Allí entrarán alrededor de novecientos trailers llenos de pescado cada año, llegará fresco, y la nave se lavará y se congelará en bloques para pasar después a las cámaras frigoríficas, donde se almacenará hasta su salida, nuevamente en camión, hasta Ametlla de Mar.

Noticia completa El Comercio

  • 14/January/2019
Prensa